NUESTRAS VOCES: más que tener voz, influir en la formulación de políticas

El proyecto NUESTRAS VOCES de ATD Cuarto Mundo, subvencionado por la Comisión Europea, ofrece a personas que viven situaciones de pobreza y exclusión social, junto con agentes locales y académicos la posibilidad de establecer un diálogo profundo sobre el futuro de las políticas de Europa. Desde enero de 2016 a junio de 2017, varios grupos mantendrán una serie de reuniones en las que abordarán cuestiones relativas a la extrema pobreza, para ponerse de acuerdo y formular recomendaciones para una cambio positivo en determinadas áreas de las políticas públicas tanto nacionales como europeas.

¿Cuántas veces escuchamos a los responsables políticos y a los académicos decir, “necesitamos escuchar a las personas que viven en la pobreza“? Hay mucha palabrería bienintencionada en torno a esta cuestión. En ocasiones, hoy en día, se invita a las personas que viven la pobreza a hablar frente a legisladores o académicos. Pero el respaldo de este tipo de participación puede, en ocasiones, terminar respondiendo más a un cierto espectáculo que al convencimiento de que estas personas pueden en verdad aportar ideas útiles.

Sin embargo en Polonia, Irlanda y España las autoridades locales están decididas a ir más allá de la superficialidad o del formalismo, con el objeto de realizar en profundidad consultas junto con las personas que viven en situación de pobreza.

En Polonia, el primer grupo de trabajo del proyecto NUESTRAS VOCES tuvo lugar en Varsovia en febrero de 2016. En consonancia con los esfuerzos que ATD Cuarto Mundo realiza, las primeras personas en tomar la palabra fueron aquellas que tienen experiencia de la pobreza y la exclusión social. Nueve personas procedentes de Kielce y Varsovia se reunieron para debatir cuestiones relacionadas con la extrema pobreza y preparar futuros debates con agentes locales.

Empezamos el trabajo con dos grupos“, explicó Jan Świątek, facilitador de ATD Cuarto Mundo Polonia en el proyecto, “uno de ellos estaba formado por las personas que habían venido de Kielce y el otro por las personas participantes de Varsovia. En estos grupos, se tomó el tiempo necesario para pensar sobre lo que, a menudo, hace que las personas participantes se sientan mal o incómodas. El grupo de Kielce señaló la falta de acceso a recursos básicos y los problemas a la hora de establecer contacto con las instituciones públicas. El grupo de Varsovia indicó el miedo a perder la estabilidad y la experiencia previa de discriminación o de falta de tolerancia en su relación con otras personas.

Los dos grupos se encontraron para poder compartir ideas y para elegir un tema específico de diálogo para futuras reuniones. Tras un vivo debate el grupo decidió retener el siguiente tema: Encontrar un equilibrio entre ciudadanos y ciudadanas y las instituciones representadas por funcionarios con el fin de garantizar los derechos fundamentales y una vida sin temor. En la próxima reunión, el grupo tratará este tema con agentes públicos y con otras personas para mejorar el cuestionario que servirá de base en próximos diálogos e investigación-participativa.

Un elemento añadido del proyecto NUESTRAS VOCES es que facilitará a las personas participantes el conocimiento de documentos fundamentales a nivel europeo como la Carta Social Europea y la Carta de los Derechos Fundamentales. ATD Cuarto Mundo Polonia, Irlanda y España junto con la Asociación Andecha son responsables del desarrollo del proyecto en sus respectivos países.

Our-Voices-Europa-de-los-Ciudadanos-175