Solidaridad en tiempos de crisis

2020 Juntando nuestro cariño alcanzará para todos, atd Cuarto Mundo © Luciano Olazábal

La crisis del COVID-19 azota también a Bolivia. A penas el gobierno dictó la cuarentena total, los miembros de ATD Cuarto Mundo Bolivia ya lo tuvieron claro. Las familias que viven cotidianamente en condiciones inaceptables se ocupan de las que tienen menos, aquellas a las que nada llegará, ellas saben quienes son y dónde están.

La pandemia que vivimos a nivel mundial ha puesto de nuevo en evidencia que necesitamos aprender de las cualidades de estas personas, si queremos alcanzar una sociedad justa que no deje a nadie atrás.

Como respuesta a esta situación de dificultad en Bolivia,  miembros  del Movimiento ATD Cuarto Mundo en El Alto y en La Paz se organizan para crear y mantener estas redes de solidaridad y nos transmiten su experiencia:

«He traído esto para compartir, yo no tengo mucho, en unas semanas  también se va a terminar lo que tengo, pero tenemos que guardar un poquito por si alguien más necesita».

Bajo esta reflexión, con Roxana, militante de ATD Cuarto Mundo Bolivia, organizamos los víveres que hemos recolectado con el apoyo de vecinos que viven próximos a la  Casa de la Amistad, ubicado en el distrito donde ATD Cuarto Mundo realiza sus acciones, y que saben que, «frente a la cuarentena total que dictó el Gobierno, hay familias que no lograrán subsistir si no actuamos hoy».

Roxana sabe por experiencia que cuando hay carencias es importante reservar un poco, de lo poco que ya queda, para alguien que todavía tiene más urgencias. Por eso Roxana piensa en Patricia y propone que reunamos una bolsa de vivéres: «no participa de la Casa de la Amistad pero es mamá del compañero de mi hijo», entonces vamos juntas con la bolsa a su casa. De la misma manera Paulina, con quien también compartimos una bolsa de víveres y atraviesa muchas dificultades para vender los espejos que produce, nos llama para decirnos que su vecina necesita ayuda. Los gestos como el de Paulina, nos hablan de la importancia de no ser indiferentes en estos momentos de crisis.

Martha, aliada, nos dice que bajo la coordinación de la médico responsable del centro de salud de su barrio, los vecinos pudieron aportar víveres para quienes lo necesitan.

No es la primera vez que vivimos estas muestras de solidaridad, de pensar en «el otro», de «guardar un poco por si alguien más lo necesita». Sin embargo Margarita, nos empuja más lejos aún:

«¿Cómo podemos hacer para que las autoridades nos escuchen? Hay que pensar algo de forma que cuando el Gobierno quiera ayudarnos nos tome en cuenta a todos;

mucha gente se ha ido al campo, tienen un terreno o familia en el campo, pero yo no tengo un pueblo a dónde ir, tenemos que hacer que nos escuchen».

Con la reflexión de Margarita, y otros miembros del Movimiento, ATD Cuarto Mundo Bolivia se ha unido a otras instituciones para que se escuchen las voces de tantas familias como las de Paulina, Margarita, Roxana, etc. a través de una carta abierta dirigida a las autoridades y sociedad en general. En ella ponen en evidencia que el apoyo del gobierno, pese a los esfuerzos de crear y ampliar la ayuda solidaria a través de bonos familiares, no llega a todas las familias y especialmente a las más excluidas.

  • Hoy más que nunca es imprescindible contar con el conocimiento de las familias más desfavorecidas para encontrar verdaderas soluciones y no dejar a nadie atrás

Si lo desean pueden descargar la carta abierta en el siguiente enlace: Carta Abierta frente a la crisis COVID-19