Taller en Budapest 2018 : «Experiencias de una sociedad más justa y solidaria»

«Sabemos que no estamos solos»

Este taller reunió a cerca de 31 personas de diferentes grupos de Bulgaria, Hungría, Rumanía y Serbia, así como miembros de ATD Cuarto Mundo de Bélgica, Francia, Polonia y el Reino Unido, de diferentes ámbitos de la sociedad. Algunas de ellas trabajan en grupos o asociaciones, otras se encuentran aisladas y otras participan en sus comunidades y vecindarios. Todas tienen en mente las dificultades, fuerzas y capacidades que las personas en situación de pobreza encuentran cada día. Cada participante intenta alcanzar a quienes se les niega la oportunidad de contribuir a la sociedad.

El Taller tuvo lugar en el Centro Europeo de la Juventud en Budapest, Hungría, del 4 al 6 de julio y contó con servicios de traducción en cinco idiomas. Los debates se centraron en tres elementos principales en la construcción de una sociedad más justa y solidaria:

  • Acceso a la educación para todas las personas.
  • Acceso a una vivienda digna: con acceso a energía eléctrica, agua corriente y calefacción.
  • Estrategias de participación, llevadas a la práctica, para que las personas puedan acceder a sus derechos y promover una sociedad más inclusiva.

Los participantes trabajaron en pequeños grupos y en asambleas plenarias, pero también se sirvieron de talleres creativos para aprender nuevas técnicas como la metodología de dibujo en grupo, técnicas de elaboración de pan o teatro imagen. A continuación presentamos algunas de las impresiones de las personas que participaron al taller:

«Podemos transformar una sociedad con pobreza en una sociedad más justa y solidaria si nos relacionamos unos con otros, si ayudamos a otras personas a acceder a la educación y nos sumamos a los esfuerzos de las personas en situación de pobreza para superar su situación».

«Nuestros Gobiernos no nos ven, seguimos siendo invisibles».

Sobre el acceso a la educación

Es importante escuchar los obstáculos que impiden a las niñas y niños asistir a la escuela, así como aprender cuando pueden ir.

  • «Nuestra recomendación es permitir a las familias mantenerse vinculadas en cuestiones de educación, identificar las fortalezas y recursos de la comunidad y trabajar conjuntamente, ser creativos y motivadores. Queremos que las familias y los docentes mantengan una relación de cercanía».

«Otra recomendación es proponer a las niñas y niños actividades alternativas que les motiven y que vayan dirigidas a reforzar su propia autoestima. Esto exige un enfoque progresivo capaz de crear metas alcanzables para las niñas y niños».

«Los asistentes educativos de la comunidad visitan los barrios para alcanzar a las niñas y niños que no asisten a la escuela. Además dialogan con las familias sobre lo que ocurre en la escuela. Realizan esta labor de un modo muy natural porque viven en el vecindario y están acostumbrados a sentarse y debatir con otras madres».

Sobre la vivienda digna

«Ha habido una enmienda a la ley y ahora se decreta que es ilegal vivir en la calle, que es obligatorio ir a un albergue, pero en realidad no hay suficientes camas en los albergues para todos. Es algo terrible, además, no hemos sido capaces de cambiar la mentalidad del Gobierno…como personas en situación de calle en Hugría, ahora nos sentimos amenazados».

  • «Cuando nosotros mismos afrontamos algo nuevo, simplemente lo escribimos en una lista visible para todos. Lo llamamos el “mapa de problemas”. Entonces nos reunimos todos juntos, debatimos sobre ello, decidimos cuales son los problemas prioritarios, y con frecuencia encontramos una solución. Somos una comunidad unida gracias a la comunicación .

Una conclusión respecto a este aspecto es que es un paso esencial construir un fuerte sentido de la comunidad y de la convivencia. Sin ello, no se puede emprender nada. Otra conclusión es que el resto de la sociedad tiene que conocer los problemas de las personas que no tienen acceso a una vivienda digna. Los demás miembros de la sociedad civil pueden contribuir a los esfuerzos y a las necesidades de quienes viven estas situaciones, así como el Gobierno y las autoridades locales, que tienen sus propias responsabilidades al respecto.

Otra importante conclusión es la necesidad de desarrollar estrategias complementarias tanto a corto plazo como a largo plazo, de manera que las personas puedan resolver lo más rápidamente posible su situación de dificultad.

Sobre las estrategias

  • «Si queremos alcanzar algunos objetivos, si queremos que se produzca un cambio, necesitamos la voz de quienes experimentan las más graves dificultades, pero también las voces de quienes se encuentran en la situación opuesta. De lo contrario seguiremos estando en dos grupos separados: nosotros y ellos».

«Para quienes viven en situación de dificultad, lograr expresarse requiere mucho tiempo y es posible que en estos procesos tan largos se desmotiven… Aprendemos que tenemos que mantener una constante relación con las personas que participan en el proyecto y una perspectiva a largo plazo».

«Es importante que haya personas de la comunidad, de las comunidades pobres, en cada una de nuestras acciones para hacer que las personas en situación de pobreza ganen en visibilidad. Además, pueden contribuir a que sus hijas e hijos descubran que son como los demás niños».

  • «Propongo una actividad de fútbol a las niñas y niños, y a través del deporte les motivo a ir a la escuela. El trabajo que hacemos en nuestro vecindario es muy difícil pero, si nosotros no lo hacemos, ¿quién más lo hará?».

«La propuesta de actividades de circo o de fútbol son solo el primer paso. Les demuestra que son capaces de lograr cosas. Pero las siguientes etapas también son complicadas: hacer de la escuela un espacio más abierto y amistoso o lograr que haya empleos accesibles. Todas estas etapas harán que la escuela, pero también que la policía, por ejemplo, cambie su mentalidad sobre la pobreza y produzca un cambio en la sociedad».

Alina nos ha enseñado cómo se hacen las pirámides humanas: el circo permite que se cree una relación de confianza mutua.

A modo de conclusión :

  • «Todos nosotros nos sentimos, de cierta forma, aislados en nuestro trabajo. El hecho de encontrarnos aquí ha sido inspirador porque ahora sabemos que no estamos solos en nuestra labor, e incluso hemos encontrado la forma de cooperar de cara al futuro».

«Hemos visto el valor de la perseverancia, de trabajar sin esperar que las cosas sucedan al primer intento. Simplemente no sucederán».

Y por último, como dice Ela, de Polonia: «Debemos mantenernos unidos, incluso cuando haya confrontación y conflictos… Siempre hay alguien, en algún lugar, que contribuirá a superarlos».

Las personas organizadoras del Taller han podido sentir la demanda de realizar otros talleres similares por parte de los participantes. Las evaluaciones realizadas muestran que este tipo de talleres refuerzan a los participantes y permiten mejorar sus actividades cotidianas.

Para saber más :