Participar en el 17 de octubre

Desde 1987, el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, celebrado el 17 de octubre, hace posible que el público en general escuche la palabra de las personas que viven en situación de precariedad y de pobreza y que se involucren con ellas para combatir la miseria. “Es nuestro día. Podemos expresar lo que llevamos dentro sin sentir vergüenza, con libertad”, dice una participante.

Un día para todos

Unirse a las personas que viven en extrema pobreza en su lucha, es tratar de construir con ellas relaciones de igualdad. Es buscar con ellas respuestas frente a la exclusión, partiendo de su vida y de su saber.

Ese día, en los colegios, en las plazas públicas, en los ayuntamientos o los centros culturales, en la ONU o en el centro de un pueblo, se reúnen ciudadanos en torno a la palabra y la experiencia de los muy pobres, para decir “no” a la fatalidad de la miseria y vivir momentos de encuentro, dialogar y reflexionar en torno a lo que tienen que decir los muy pobres.

Estos momentos fortalecen el compromiso de cada uno e interpelan a nuestra sociedad sobre el sitio que se le deja a cada uno. Debates, “teatro fórum”, lectura de testimonios, talleres, cuentos para niños, exposiciones: estas concentraciones ciudadanas pueden hacerse de formas muy variadas para posibilitar la expresión y suscitar la reflexión.

Reconocimiento del 17 de Octubre

El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, reconocida por la ONU en 1992, se conmemora en todo el mundo. Cada año el número de personas y de organizaciones públicas y de la sociedad civil que lo celebran va en aumento.
El Comité Internacional para el 17 octubre se creó en 2008, el objetivo del Comité es de ser el interlocutor con aquellos y aquellas que quieran celebrar el 17 de octubre o inaugurar réplicas de la Placa conmemorativa en honor a la víctimas de la miseria.

Si quieres organizar un acto para conmemorar el Día mundial de rechazo a la miseria, te invitamos a visitar el sitio oficial del 17 de octubre.

Para organizar una concentración ciudadana el 17 de octubre, existe una “carta internacional” surgida del Comité internacional del 17 de octubre que proporciona unas pautas:

Historia del 17 de octubre:

Nacida de la iniciativa del padre Joseph Wresinski, esta jornada es reconocida oficialmente por las Naciones Unidas desde 1992. Una placa en honor de las víctimas de la miseria, inaugurada en 1987 en presencia de 100 000 personas en la plaza de los derechos humanos de París, marca un hito en la lucha contra la miseria, reconocida como una violación de los derechos humanos:

“El 17 de octubre de 1987, defensores de los derechos humanos y del ciudadano de todos los países se reunieron en esta plaza. Rindieron homenaje a las víctimas del hambre, de la ignorancia y de la violencia. Se reafirmaron en su convicción de que la miseria no es inevitable. Proclamaron su solidaridad con aquellos que luchan en todo el mundo para destruirla. Allí donde hay personas condenadas a vivir en la miseria, los derechos humanos son violados. Unirse para hacerlos respetar es un deber sagrado.”

Como recuerda el texto de la Placa, de la que existen más de treinta réplicas en el mundo, es necesaria la agrupación de todos los actores de la sociedad para vencer a la miseria. La persistencia de la pobreza extrema nos invita a replantearnos los fundamentos de nuestra sociedad y esta jornada ofrece cada año la oportunidad de recordarlo en público.

Actualidad