Silvio Campana y Carmen Giusti. Derechos Humanos, una cuestión de dignidad

Foto: Centro Internacional 2019© ATD Cuarto MundoSilvio Campana y Carmen GIusti.


Silvio Campana y Carmen Giusti -ambos de origen peruano- son amigos de ATD Cuarto Mundo desde 1999. Actualmente Silvio pertenece al Consejo de Administración Internacional de ATD Cuarto Mundo y Carmen apoya regularmente al equipo en Perú,  en acciones como la Universidad Popular o en la sistematización de entrevistas y talleres.

La implicación  de ambos en el combate contra la miseria tiene un largo recorrido. Miembros de diferentes asociaciones activas en Perú, han hecho también de sus profesiones vehículos de compromiso. Carmen, Bióloga y Consultora en temas ambientales (formó parte en 2019 de la delegación de ATD Cuarto Mundo en la COP 25). Silvio es abogado y fue el primer Defensor del Pueblo en Cuzco. Vienen de diferentes medios, como ellos nos explican:

«En nuestro caso, mi familia -dice Carmen- tenía una condición económica “acomodada”, nunca conoció carencias económicas; mientras que la familia de Silvio tenía una condición económica muy difícil; se vio obligado a trabajar desde niño para ayudar en su casa, Silvio trabajó desde los 12 años».

Conocieron ATD Cuarto Mundo en 1998 a través de Marco y Rosario Ugarte1, voluntarios permanentes en Perú cuando Silvio empezaba su función como Defensor del Pueblo. Al respecto señala:

«Yo era defensor del Pueblo y en seguida comprendí que lo que planteaba ATD Cuarto Mundo era competencia de la defensoría ya que la miseria es una violación de los Derechos Humanos».

Pero lo que les sedujo radicalmente fue el planteamiento que se les presentaba: «trabajar juntos, en igualdad», en asociación los más pobres con los que no lo son.

Así, esta alianza ha permitido multiplicar las fuerzas en la acción a favor de las poblaciones pobres del campo y la ciudad en Perú

Unidos a los combates de las familias

Silvio puso la defensoría a disposición de los más pobres y contribuyó intensamente con  su equipo de trabajo en las acciones junto al Movimiento:

En 2006 en la Comunidad de Cuyo Grande se impulsó una acción para hacer respetar la ley que hacía obligatoria y gratuita la educación escolar, pues a pesar de la ley muchos colegios exigían pagos que a menudo las familias más pobres no podían afrontar. La movilización  tuvo gran exito pues se logró reunir a muchas  familias de la comunidad y se abordó  la cuestión a la manera de Universidades Populares (Uyarinakusunchis), dinámica que condujo a una jornada de trabajo con las autoridades de educación. La acción se extendió con éxito también en otras Comunidades.

En 2007  Perú fue uno de los 5 países donde el Movimiento ATD Cuarto Mundo organizó consultas para evaluar lo que en ese momento era aún un proyecto: Los Principios Rectores Extrema Pobreza y Derechos Humanos. Este proceso permitió estrachar lazos con las Defensorías Comunitarias2que Silvio impulsó.

Se creó también en esos años un Comité para el 17 de Octubre que dio más visibilidad a la conmemoración.

A lo largo de todos esos años Silvio como Defensor del pueblo intervino directamente para defender los derechos de la población más pobre, con quienes desarrolló una relación directa. Los miembros del Movimiento lo veían con mucha confianza y lo consideraban su defensor.

La defensa de la dignidad

A su paso por el centro internacional en el verano de 2019 tuvimos la oportunidad de encontrarles y dialogar con ellos:

¿Cómo se percibe la pobreza en Perú? ¿es visible?

La pobreza en el Perú se percibe casi en todo lugar. De hecho hay pobreza en todas las regiones del país.

Creo que lo que más impacta son los duros contrastes. Hay gente que no tiene ni siquiera las condiciones mínimas para vivir dignamente.

 ¿Qué es lo que ha hecho que os embarquéis  en la lucha contra la miseria?

Nos conocimos en un movimiento de Iglesia, que consideraba que la “opción por los pobres” era una opción ineludible en la vida de los católicos. No se puede ser católico y ser indiferente a la pobreza.

En este movimiento de iglesia, participaban chicos y chicas de diferentes zonas de Lima, y de diferente condición económica, eso también nos hizo conocer de cerca las dificultades que atravesaban jóvenes de nuestra misma edad.

¿Qué es inaceptable para vosotros?

Es inaceptable que haya diferencias tan grandes, que muy pocos tengan muchísimo dinero, y muchos no tengan ni siquiera las condiciones mínimas para vivir dignamente.

Es inaceptable que en una región como Cusco, que en la última década ha recibido mucho dinero de Canon gasífero3, y durante varias décadas de Cooperación Internacional, no se hayan resuelto problemas esenciales como el acceso a agua potable, servicios de salud, educación.

Es inaceptable, que se diseñen “programas sociales” que no toman en cuenta la opinión de los destinatarios, y por lo tanto, muchas veces terminen generando problemas mayores que los que se quiere solucionar.

¿Cuál es la mirada que debemos cambiar hacia los más pobres y hacia la miseria?

Debemos dejar de lado la mirada puramente asistencialista.

Debemos dejar de lado la idea que considera a los personas en situación de pobreza como ciudadanos de segunda categoría.

Debemos aprender a reconocer los valores que se desarrollan entre los más pobres.

¡Tomarlos en cuenta!

«Lo que marca la diferencia del movimiento ATD Cuarto Mundo-dicen-es su forma de promover la recuperación de la dignidad de las personas».

Esta sensibilidad hacia la dignidad de cada ser humano es lo que ha llevado a Silvio y Carmen a unirse a ATD Cuarto Mundo en su incansable búsqueda de hacer efectivos los Derechos Humanos.

 

  1. Fundadores del movimiemto ATD Cuarto Mundo en Perú
  2. Personas que en el seno de su comunidad o barrio se preparaban para ser agentes de Derechos Humanos, algunos de ellos se convirtieron en miembros del Movimiento
  3. Canon gasífero: es el dinero que se recibe en las regiones donde está ubicado geográficamente el recurso natural sobre los ingresos que percibe el Estado en la explotación de gas natural y condensados