Leandro Despouy: Extrema Pobreza y Derechos Humanos

Foto: París, 2008 © ATD Cuarto Mundo / Centro Joseph Wresinski / VH-1197_001_1


  • El padre Joseph nos había dicho lo siguiente durante su intervención : «No creo que las Naciones Unidas deban funcionar como las universidades». Con esto quería decir que las universidades pasan por alto el problema de la pobreza extrema… Recuerdo que le pregunté: «¿Cómo se hace un estudio como este?» Me respondió que no es en las universidades donde encontraría huella alguna del pensamiento de los más pobres y que era necesario ir a consultarles directamente a ellos1.

Leandro Despuy

El siguiente artículo está extraído del N°256 de la Revue Quart Monde, y escrito por Jean Tonglet, Director de Publicación de la revista.

Leandro Despouy, jurista argentino, (1947-2019), ha ocupado numerosos cargos en el ámbito de la protección de los derechos humanos de las Naciones Unidas.

Leandro Despouy murió de cáncer a la edad de 72 años, el 19 de diciembre de 2019. Muchos miembros del Movimiento ATD Cuarto Mundo y lectores de la Revista Cuarto Mundo no le conocían personalmente pero sí conocían su nombre, gracias al Informe Despuy.  Otros tuvieron el privilegio de reunirse con él en Ginebra, en las Naciones Unidas, y también en Méry-sur-Oise, Haití, Nueva York, Argentina y París, donde había vivido en el exilio durante varios años.

En diciembre de 1998, Leandro Despouy  participó activamente en la Asamblea General de los Defensores de los Derechos Humanos organizada conjuntamente en el Palacio de Chaillot por Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos, la Fundación France-Libertés y el Movimiento ATD Cuarto Mundo.

Su discurso quedó grabado en la memoria de los participantes. Durante mucho tiempo fue defensor de los derechos humanos y pagó el precio al verse obligado a huir de su país, a causa de la dictadura militar (en vigor desde 1976 a 1983). Nombrado embajador tras la caída de la junta militar, fue enviado a Ginebra para representar a su país en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Había sido víctima de repetidas y graves violaciones de sus derechos civiles y políticos y nunca aceptó la división entre los derechos civiles y políticos por una parte y los derechos económicos, sociales y culturales por otra. Para él, era una misma lucha, la de la indivisibilidad de cada ser humano y la indivisibilidad de sus derechos.

Uno de los primeros temas en los que trabajó en Ginebra fue el de los derechos de las personas con discapacitad. Por lo tanto, no es de extrañar que en 1987 este hombre fuera, como él mismo relata 2, » atrapado» por Joseph Wresinski, que se presentó en febrero de este año para interpelar a la Comisión de Derechos Humanos sobre la cuestión de la extrema pobreza. La muerte de Joseph Wresinski, un año más tarde, impidió un segundo encuentro entre los dos hombres, pero las palabras del fundador de ATD Cuarto Mundo habían germinado en el corazón de Leandro Despouy que se comprometió, desde el período de sesiones de 1988 de la Comisión, en nombre de su país, a velar por que esta cuestión no quedara enterrada, sino que, por el contrario, se afrontara con resultados.

Fue el comienzo de un largo camino, con avances y retrocesos, momentos de entusiasmo, momentos de gran desánimo e incomprensión. Nombrado Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, trabajó durante varios años hasta que presentó su informe final3 en 1996. Si bien es verdad que tuvieron que pasar otros doce años, y varios otros expertos independientes o relatores especiales, para que se adoptaran los Principios Rectores de la Extrema Pobreza y los Derechos Humanos en 2012, podemos afirmar, sin vacilación, que nada de esto habría sido posible sin el compromiso inquebrantable de nuestro amigo Leandro Despouy.

¡Hasta la vista, compañero!

  1. extracto del Coloquio Joseph Wresinski, Sciences Po París, 17 al 19 de diciembre de 2008 Intervención de Leandro Despouy publicada en la Revue Quart Monde N°256 en francés
  2. Véase su artículo en el número 167 de la Revue Quart Monde, «Usted entra en las Naciones Unidas»
  3. El informe Despouy sobre los derechos humanos y la extrema pobreza