La Casa de la Amistad se llena de alegría

La Casa de la Amistad inauguró de manera oficial las actividades para éste 2012 compartiendo momentos de risa y reflexión con las familias militantes de la ciudad de El Alto.

Esta Casa cultural de barrio fue construida el año 2000, en el ceno de Urkupiña, un barrio que, como muchos en El Alto, encierra historias duras de muchas familias inmigrantes del campo en su mayoría y que vienen a la ciudad buscando un futuro mejor, pero que en muchas ocasiones encuentran discriminación, rechazo y hasta humillación.

PNG - 667 KB

 

 

 

 

El pasado miércoles 7 de marzo se dio inicio a las distintas actividades que ATD Cuarto Mundo Bolivia propone para éste año en la Casa de la Amistad de Urkupiña-El Alto. En el mismo se presentó al equipo de voluntarios y jóvenes que ayudarán durante el año a las familias militantes que participaron en aquel encuentro.

Este acto fue significativo ya que una semana antes las salas para la infancia y las Bibliotecas de Calle ya comenzaron de forma casi regular con lo programado para éste año. Sin embargo se invitó a padres y madres que viven cerca, y otros no tan cerca, a participar de ésta inauguración dando comienzo de manera oficial a los talleres y acciones que ahí se realizan.

Los vecinos de Urkupiña y otros barrios cercanos encuentran en la Casa de la Amistad precisamente eso, amistad, fundamentado en actividades que el Movimiento Cuarto Mundo en Bolivia propone a partir de la realidad dura pero a la vez admirable que viven día tras días éstas mismas familias. Ema Poma, militante nos expresa cómo favorece ésta Casa a su relacionamiento con otras personas del barrio, “Más que todo me ha ayudado a hacer amistades con otras familias, ahora tengo muchas amigas como aquí estoy hablando con todas, creer que tú puedes hacer amistades fácilmente, a ser más abierta, a ser más curiosa, tal vez a poder pensar mejor las cosas o hacer las cosas mejor. Porque en aquí también hablamos de los derechos, de que uno se siente mal, de que uno es tímido y todas esas cosas, entonces como decían hay que romper el silencio ”.

Durante más de diez años, en ésta casa cultural de barrio se fueron creando vínculos fuertes de amistad entre militantes, aliados y voluntarios. Sin embargo no sólo se abren las puertas a quienes busquen encontrar amigos y compañerismo, ATD así mismo ha creado espacios de reflexión como son las Universidades Populares Cuarto Mundo y la corriente de amistad Tapori. También éste año se seguirá con espacios culturales y de formación tanto para Adultos (Taller de confección de Polleras y Taller de Computación) como también para los niños (Taller de Música, Sala de Lectura, Sala de Bienestar, Acompañamiento Escolar y Bibliotecas de Calle).

“Es interesante, es una guía más que todo para nuestros hijos, más que todo para los que vivimos en zonas marginales, la mayor parte de nosotros tenemos que trabajar para subsistir día a día y no tenemos a veces el tiempo suficiente para educar a nuestros hijos o tal vez orientarles en algunos temas que muchos de ustedes lo están elaborando ahora”, así don Juan Carlos Baltazar nos expresa contento el alivio que siente al contar con la Casa de la Amistad en su mismo barrio.

La inauguración comenzó alrededor de las tres de la tarde con la presentación de cada uno de los componentes del equipo de voluntariado en Bolivia y del grupo de jóvenes, luego se explicó a las familias cada una de las actividades que se realizarán en la Casa de la Amistad a lo largo del año con la utilización de paneles informativos y discursos reflexivos. Compartiendo un trozo de torta y una taza de chocolate es cómo se concluyó el acto alrededor de las cinco de la tarde. Participaron de éste encuentro alrededor de una treintena de padres y madres de familia, además de sus hijos.

PNG - 513.7 KB PNG - 522.3 KB