«Eliminar la pobreza, no a los más pobres»

Campamento improvisado en Baton Rouge, óleo sobre madera, Toronto, Canadá, 2016 © Urs Khel / ATD Cuarto Mundo / Centro Joseph Wresinski / AR0202202001


Extracto de la tribuna publicado el 23 de abril de 2021 en el periódico Libération por Guillaume Leblanc, filósofo y amigo de ATD Cuarto Mundo.

  • «En un texto de 2007, Wresinski escribía sobre las personas que viven la pobreza: «Su conocimiento y su reflexión no son solo sobre su propia situación, sino también sobre el mundo que les rodea, sobre lo que es ese mundo y sobre lo que debería ser para que las personas más débiles dejen de estar excluidas.
  • El reto consiste precisamente en hacer que estos conocimientos salgan a la luz, reconocerlos y darles el lugar que les corresponde en una asamblea como la del CESE1. Porque no puede haber una sociedad acogedora sin este intercambio de conocimientos. Este intercambio no es una idea en el aire, sino que se experimenta a diario en el Movimiento ATD Cuarto Mundo en forma de cruce de saberes y prácticas, cuyo enfoque tiende a rechazar que las personas excluidas sean excluidas además del conocimiento de su exclusión».

Pérdida de representación en el CESE

En este artículo, Guillaume Leblanc reacciona a la decisión del gobierno francés de suprimir el puesto concedido a ATD Cuarto Mundo entre las personalidades cualificadas del Consejo Económico, Social y Medioambiental.

Guillaume Leblanc es escritor y profesor de filosofía política y social en la Universidad de París-Diderot. Ha publicado, entre otros, Vies ordinaires, vies précaires (Seuil, 2007), L’invisibilité sociale (PUF, 2009), Que faire de notre vulnérabilité (Bayard, 2011), Sans domicile fixe (Ed. du passant, 2004) y una hermosa reflexión sobre Charlie Chaplin, L’insurrection des vies minuscules (Bayard, 2013).

Una nueva fuente de pensamiento

Cuando le ofrecimos la oportunidad de participar en un seminario de filosofía social de tres años, «Repensar el ser social con Joseph Wresinski», con otros seis filósofos, ocho militantes de Cuarto Mundo y once profesionales -voluntarios y aliados-, aceptó inmediatamente. Como los demás, no faltó a una de las muchas reuniones para repensar juntos las teorías sobre la sociedad que perpetúan la pobreza y las que ayudan a reducirla.

También animó a uno de sus alumnos a realizar sus prácticas en el Centro Joseph Wresinski, diciéndole que sería una experiencia única. En su artículo «Chasser la pauvreté, non les pauvres» («Eliminar la pobreza, no a los más pobres»), afirma que lo que se está «borrando» de nuestras instituciones con esta decisión «es la experiencia, la voz, el pensamiento de las personas en situación de extrema pobreza». Describe la experiencia del grupo de este seminario que aprende a filosofar como una «utopía para una vida cotidiana diferente», una nueva fuente de pensamiento para él y también «una alegría constantemente renovada».

 

  1. Consejo Económico, Social y Medioambiental, tercera asamblea en Francia