Esperanza

Pintura:  La Esperanza, 2011 ©  Guillermo Diaz / ATD Cuarto Mundo / CJW AR0201602058


Articulo escrito por Guillermo Diaz, voluntario permanente ATD Cuarto Mundo en Guatemala y pintor.

Cuando estuve de misión en Cusco Perú, los responsables de la región me han pedido estar mis dos últimos años en Cuyo Grande.

Con Teodoro hacíamos las visitas a las familias y una de las familias que vivían más lejos de Cuyo era la de Don Julián Quispe, que vivía a una hora de la casa, si ibas despacio, pero al paso de Don Julián eran de 20 minutos.

Y todas las semanas lo visitábamos, era una persona muy acogedora y siempre tenía muchas cosas que compartir, tiene mucha historia de Cuyo Grande.

Don Julián siempre hacia esfuerzos para hablar en español, porque él hablaba Quechua.

Era en este tiempo que yo siempre estaba muy atento a captar palabras o frases que las familias nos compartían, porque era de allí que yo comenzaba a escribir como podía ser una pintura.

Fue así que en una de nuestras visitas a Don Julián nos decía:

  • “Cuando uno no tiene nada para comer, cuando una se enferma, no hay amigos, no tenemos a nadie, lo que no se debe perder es la esperanza, a veces sentimos que todo se nos derrumba, todo se nos cae, no perdamos la esperanza, pareciera que a veces todo nos sale mal, aunque la tierra se hunda no hay que perder la esperanza”.

Es así que nace esta pintura que lleva como título ESPERANZA.

En esta pintura el árbol representa al ser humano que sufre, a pesar de la belleza que le rodea. Muchas veces nos sentimos solos, sin ánimos de vivir. La tierra que se hunde, es cuando ya no podemos más, sentimos que la vida perdió su sentido. El agua que es la vida pero también puede ser la muerte, en el árbol sin hojas hay algo que nace, da flores, eso es la vida, algo que a pesar de las circunstancias, quiere vivir. Las mariposas que vuelan, mariposas de diferentes colores, son la esperanza, esperanza que un día sea mejor, los colores en las mariposas son la variedad del ser humano en sus actuaciones de la vida. Cada ser humano somos diferentes, cada uno tiene su propia manera de actuar, pensar, de hacer y ver las cosas.

Hoy en este tiempo que toda la humanidad está perdiendo a sus seres queridos por la Coronavirus, como decía don Julián, no perdamos la esperanza, no perdamos la esperanza que juntos vamos a salir adelante, juntos vamos a salir de todo lo que estamos viviendo.

  • Hoy más que nunca no podemos dejar a nadie de lado, no podemos dejar a nadie atrás, es hoy cuando más nos necesitamos unos a otros, no importan las creencias, no importa el color de piel, no importa el extracto social, lo importante es que juntos vamos a salir adelante.

Tenemos que ser solidarios con todos, tenemos que tener la fe que todo saldrá bien.

Como decía don Julián aunque todo se derrumbe tenemos que estar unidos.

Hoy es cuando podemos decir al mundo que estamos unidos porque queremos que cada uno sobreviva a esta enfermedad.

Estoy seguro que si don Julián viviera nos diría que no dejemos hundirse a los demás, que los tomemos de las manos para unirnos y así poder salir adelante.

Llegó el momento donde cada uno de nosotros podemos hacer resonar nuestros corazones para decir que no estamos solos, hoy estamos juntos, juntos para ver la luz de la esperanza.