Trabajar y Aprender Juntos | Otra economía es posible

“Trabajar y Aprender Juntos” (TAJ) es un taller artesanal de creación a partir de técnicas de reciclado de papel. El proyecto —desarrollado por ATD Cuarto Mundo en Guatemala desde 2009— nace con la intención de responder juntos a la creciente preocupación respecto a la subida de los precios de la canasta básica y las dificultades de las familias más pobres para hacer frente al cúmulo de los gastos relacionados con la educación, la salud, la vivienda, etc. En este contexto, ATD Cuarto Mundo pone en marcha un proyecto piloto que es al mismo tiempo una manera de generar ingresos alternativos para apoyar la economía familiar de las personas implicadas y un espacio de reflexión colectiva sobre los modelos económicos y laborales predominantes y las alternativas posibles.

A lo largo de los años, alrededor de 25 personas en situación de pobreza extrema han participado en el proyecto, formándose como artesanos y poniendo a la venta sus artesanías en un espíritu de solidaridad mutua y de comercio justo. Los artesanos, la mayoría mujeres, participaron desde el inicio en el diseño del proyecto y continúan haciéndolo a través de los tiempos de evaluación regular. Su conocimiento del trabajo, del aprendizaje y la economía son el corazón de este proyecto que pretende ser también una provocación para una forma de economía basada en la competitividad entre las personas.

“En el taller, yo he aportado mi tiempo para cada uno, para decirles que sí pueden, he aportado mi amistad, mi fortaleza para dar a los demás y estar al servicio de otros.” Maritza Orozco, artesana.

Al lado de los artesanos, voluntarios permanentes de ATD Cuarto Mundo y jóvenes diseñadores han acompañado el proyecto de manera puntual o a largo plazo, aportando ellos también sus conocimientos técnicos y humanos para hacer posible un proyecto económico a la vez solidario y de calidad.

Así, TAJ —como otros proyectos de naturaleza similar desarrollados por ATD Cuarto Mundo— busca permanentemente crear las condiciones para la solidaridad y el aprendizaje mutuo. Estos principios son la guía en todas las decisiones: los horarios, los métodos de aprendizaje, el acompañamiento de nuevos artesanos, el reparto de los beneficios de las ventas, etc.

“TAJ es y ha sido para mí un lugar en el que yo he crecido como persona, en el que me he desenvuelto y he aprendido, muchas cosas: a valorarme, valorar a los demás, a ser solidaria, a ser más humana, a relacionarme con los demás y a poder expresarme a dar mi opinión libremente. Ha sido mi escuela y de donde he tomado fuerza para vivir.” Glendy Rosales, artesana.

“Al principio me costó porque me sentía tímido, no sabía si me iban a poner atención, ahora puedo opinar. TAJ también me ayudó para mi trabajo actual, ahora digo a mis compañeros que debemos hacer las cosas juntos.” Mynor López, artesano

Además de su participación en la creación de artesanías, los artesanos participan también en otros ámbitos de la vida de ATD Cuarto Mundo en Guatemala: los “Sábados de Saberes”, las salidas familiares, el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza Extrema… Estos espacios de convivencia y reflexión ponen a TAJ en un marco de combate contra la miseria que va más allá de las dificultades cotidianas de hoy para proyectarse en la posibilidad de un mañana mejor para todos. De manera muy particular, los artesanos participan regularmente en espacios de reflexión ligados a la programación del Movimiento internacional ATD Cuarto Mundo, cuyo compromiso común número dos afirma la prioridad de “Promover una economía respetuosa con las personas y con la tierra.” Al mismo tiempo, TAJ se vincula a otras iniciativas nacionales que tienen como objetivo promover un comercio justo entre las personas y los países.

Descargar Catálogo de productos del Taller “Trabajar y Aprender Juntos” en Guatemala

 

Fotos © ATDCuartoMundo Guatemala