¡Adopta una Biblioteca de Calle! Campaña anual de ATD Cuarto Mundo EE.UU.

¿Buscas una iniciativa que tenga una auténtica repercusión en barrios desfavorecidos? Para los niños y niñas las Bibliotecas de Calle* significa leer, actividades y juegos creativos una vez por semana. Esta actividad se realiza en un lugar natural de reunión: en una acera, en un parque de la localidad o un mercado.

Las Bibliotecas de Calle centran su atención en la infancia más desfavorecida. Las animadoras y animadores están formados en técnicas eficaces de comunicación dirigidas a los menores que tienen dificultades para participar. Las actividades también permiten establecer relaciones con familias aisladas que, en la mayoría de los casos, después participan como miembros de ATD Cuarto Mundo en actividades para adultos.

¡Adopta una Biblioteca de Calle!

ATD Cuarto Mundo en los Estados Unidos de América inicia su campaña anual para Adoptar una Biblioteca de Calle, desde noviembre hasta fin de 2019.

¡Apoya las Bibliotecas de Calle en la Ciudad de Nueva York y de Nuevo México!

Un espacio agradable en un lugar con muchos problemas

Una mujer que participó como niña en las Bibliotecas de Calle de la Ciudad de Nueva York decía:

  • «Crecí en un barrio en el que no existían centros comunitarios, ni lugar alguno a donde ir con excepción de nuestra propia casa o la calle. Gracias a las Bibliotecas de Calle, las calles pasaron a ser un lugar mejor. […] La Biblioteca de Calle nos proporcionó valores que ayudaban a reducir algo la violencia».

Para leer el artículo completo sobre Nueva York.

En la zona rural de Nuevo México, la Biblioteca de Calle se realiza en un mercado local donde el ambiente no era muy acogedor. Las cosas han cambiado desde que inició la Biblioteca de Calle (que allí llamamos Jardín de Historias):

  • «Las relaciones entre el personal del mercado y los vendedores era tensa», afirma un trabajador. «Las familias y el personal del mercado estaban permanentemente preocupados sobre la seguridad de las niñas y niños. Desde que ustedes están aquí sabemos que van a estar seguros y que lo van a pasar bien. Las familias y los vendedores pueden tener un poco más de descanso y el ambiente es más acogedor. Ha cambiado mucho desde que comenzó el Jardín de Historias».

Para saber más sobre el Jardín de Historias en Nuevo México.

La infancia es una etapa especial en la que se debe poder aprender, jugar, desarrollarse y prosperar con dignidad. La Biblioteca de Calle proporciona a los niños y niñas y sus familias esta oportunidad.

Momentos de la Biblioteca de Calle

Isabel se sienta junto a su madre que abre un hermoso libro de ilustraciones y comienza a leer en voz alta una historia en lengua navajo. La madre de Isabel pregunta si puede tomar prestado el libro. Quiere que su hija aprenda el idioma y se sienta orgullosa de su identidad. Pero en casa no tiene ningún libro con historias escritas en navajo.

Maya, cuando llega a la Biblioteca de Calle, se dirige directamente a los puzzles, cuidadosamente observa cada pieza antes de colocarla en el preciso lugar donde tiene que ir. «No voy a la escuela», comenta la niña de cinco años. Todavía no, pero de todas formas, su madre se está esforzando mucho para conseguir el certificado de nacimiento de Maya. Sin embargo, Maya ya es una entusiasta y activa participante que se esfuerza por encontrar el modo de aprender hasta que también pueda ir a la escuela. «¡Maya lo sabe todo!», comenta con orgullo otro niño de su barrio.

Ava muestra una enorme sonrisa cuando llega con sus hermanas a la Biblioteca de Calle. Su padre irradia felicidad. Sus hijas ahora no viven con él. Pero tiene derecho a visitarlas algunos

sábados y va con ellas a las Bibliotecas de Calle para que toda la familia pueda pasar, juntos, un momento agradable.

«Mis hijas me motivan a seguir adelante», dice.

Una enorme repercusión

Estos momentos tienen lugar todas las semanas en las Bibliotecas de Calle en Nueva York y en una zona rural de Nuevo México. En otras zonas las niñas y niños tienen equipos de deporte, clases de música, actividades en las bibliotecas, clubes y otras muchas actividades extraescolares o durante los fines de semana. En los lugares donde este tipo de actividades no existen o no son accesibles, la Biblioteca de Calle tiene una enorme repercusión en las niñas y niños.

Al adoptar una Biblioteca de Calle usted contribuye a sostener el esfuerzo de ATD Cuarto Mundo para hacer posible este tipo de espacios. ¡Gracias por sostener la Biblioteca de Calle! ¡Gracias por donar!

*Las Bibliotecas de Calle, en ocasiones también llamadas Jardín de Historias, proporcionan un acceso a los libros, a actividades artísticas y creativas, así como a diferentes talleres en zonas desfavorecidas. Mediante la creación de un entorno propicio, el programa y las actividades permiten a las familias y a los niños y niñas adquirir conocimientos y competencias y establecer relaciones esenciales para superar las dificultades diarias de la pobreza.

Las Bibliotecas de Calle se realizan con la colaboración de miembros del Voluntariado Permanente de ATD Cuarto Mundo. Para saber más sobre la posibilidad de colaborar con personas en situación de extrema pobreza en el mundo, por favor, escribe a la siguiente dirección de correo

en los Estados Unidos de América o aquí para la colaboración en otros países.

Para saber más sobre ATD Cuarto Mundo en los Estados Unidos de América
Para saber más sobre las Bibliotecas de Calle en el mundo

Campaña anual de ATD Cuarto Mundo EE.UU.

¡Adopta una Biblioteca de Calle! Colabora con proyectos de promoción cultural en barrios desfavorecidos.