Una misma comunidad, una misma historia | Tegucigalpa

A lo largo de este año 2016, un grupo de miembros de ATD Cuarto Mundo en Tegucigalpa (Honduras) —entre ellos algunos antiguos y otros más recientes— se reunió para preparar los diferentes eventos conmemorativos de los 25 años de presencia d ATD Cuarto Mundo en la colonia de Nueva Suyapa y en el barrio de ‘La Bolsa’.

Con el deseo de seguir reuniéndose y compartir, el grupo de preparación decidió crear otros espacios de encuentro más allá de las Bibliotecas de Calle y las festividades como la del ‘Día del Niño’ alrededor de las que ya se reunían los miembros de ATD Cuarto Mundo. Así, ‘La hora del Té’ fue propuesta como espacio de encuentro y reflexión entre familias y aliados, y ‘El club de Lectura’ como lugar para compartir textos y profundizar el pensamiento de Joseph Wresinski, fundador de ATD Cuarto Mundo.

Estos dos nuevos espacios permitieron a los diferentes miembros de ATD Cuarto Mundo rencontrarse y valorar el compromiso de los jóvenes de hoy y su participación plena, y sentir el vínculo entre familias que pertenecen a una misma comunidad con una misma historia.

  • Hace 42 años se fundó, a raíz de una invasión, la colonia de Nueva Suyapa al oriente de la ciudad de Tegucigalpa, capital de Honduras. Sus primeros pobladores experimentaron vivir situaciones de extrema pobreza, carecíamos de todos los servicios básicos, nuestras calles eran caminos de tierra, casas fabricadas de cartón y pedazos de trapos (telas)… Con el correr de los años y gracias al esfuerzo de muchos padres de familia, como fue el caso de mis padres, que sin dejarse vencer por la pobreza, se dedicaron a trabajar, soñando siempre que sus hijos se convirtiesen en profesionales y así vencer a la llamada extrema pobreza.
    Carlos Roberto García | Nueva Suyapa
  • “Como jóvenes siempre intentamos buscar lo esencial, y lo esencial siempre fue buscar a los niños y a sus familias, a los más pobres. Para eso no teníamos límites porque muchos de entre nosotros vivíamos situaciones difíciles, pero eso era lo que nos motivaba.
    Edgardo Rodríguez | Nueva Suyapa
  • Las familias que van perdiendo la pena (vergüenza), se levantan con otra visión y nos damos cuenta que con una palabra de aliento pierden la pena de estar solos y les permite salir a luz; es una alegría encontrarnos como parte de un mismo grupo, es como volver a la vida.
    Francisca Rubio | Brisas de Suyapa

Además de estos espacios, una exposición de 25 fotografías fue preparada con mucho cuidado con el objetivo de mostrar el compromiso y el camino recorrido durante 25 años. Fue sólo una muestra de lo ocurrido a lo largo de todo este tiempo, pero todo un símbolo del reconocimiento a la valentía de tantos jóvenes, comprometidos generación tras generación, y a la de los padres de familia que confiaron y confían a sus niños en el marco de las actividades culturales emprendidas por los amigos y miembros de ATD Cuarto Mundo en Honduras.

La semana previa al evento final de conmemoración, la muestra de fotografías se expuso en el centro parroquial de Nuestra Señora de la Visitación de Nueva Suyapa, lugar donde durante tantos años ha germinado la semilla que ha impulsado a muchos jóvenes a comprometerse como animadores de las actividades que se llevaban a cabo en las diferentes barrios de las comunidades: Flores de Oriente, colonia Los Pinos, barrio ‘La Bolsa’ de Comayagüela.

La exposición era visitada con mucha emoción, singular ocasión de recordar una historia y evocar la vida de esos jóvenes a quienes la muerte se les presentó a muy temprana edad o la de aquellos que marcharon del barrio en busca de nuevos horizontes. ¡Qué idea genial!, decía Henry Guillermo Norales mientras tomaba una foto de la foto de su hermana Yosli Norales y se la enviaba hasta donde ella reside hoy. Así también Doña Blanca y Doña Gloria reconocían a sus hijas invadidas del orgullo de saber que ellas han aportado algo a su comunidad. ¡Somos parte de una gran historia!, resumía un habitante de Flores de Oriente.

  • Ha sido doña Xiomara Mejía una persona fundamental para mi caminar, mi compromiso y a la vez mi motivación, ya que me ha inspirado, pues a pesar de pasar tantas circunstancias adversas, hoy en día sigue siendo un ejemplo de mujer motivadora para muchos que le conocemos, pues siempre nos ha recibido con los brazos abiertos en su casa, o donde le encontremos. A pesar de tanta dificultad siempre está en una lucha constante con  todos y cuando platicamos con ella nos deja una enseñanza que nos toca y nos hace seguir al lado de todos los más excluidos.”
    Ivan Calix | Brisas de Suyapa

El domingo 16 de Octubre, en lazo con el ‘Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza’ (oficialmente el 17 de octubre), tuvo lugar la celebración de los 25 años. Desde horas tempranas, las familias del barrio de ‘La Bolsa’ se movilizaron para reunirse con las personas de la colonia de Nueva Suyapa y así juntos vivir “un día de amistad y de comunión”, según lo expresaba Esteban Zepeda. El punto de reunión fue el Centro Parroquial, lugar en el que se dieron cita familias de los diferentes barrios y las diferentes generaciones de los jóvenes del ayer y del hoy, en su gran mayoría acompañados por sus propios hijos y familias. ¡Qué grandes reencuentros se vivieron!

14712973_1706273179691402_2315584610407306403_o-2Desde ahí, con gran emoción e inmensa alegría se emprendió, con el acompañamiento de la banda escolar de la colonia, la caminata hacia el centro educativo FANIA, todos portando en manos y con orgullo las banderolas y la muestra de fotos.

Ceremonia conmeorativa
Ceremonia conmeorativa

Por fin, una ceremonia reunió a todos los participantes; acompañando en este momento tan especial a los miembros de ATD Cuarto Mundo en Honduras, estaban también Rosa Pérez y Dimas Pérez, voluntarios permanentes guatemaltecos, y Julieta Pino, miembro de la delegación regional para América Latina y el Caribe. Carmen Banegas, junto a Carlos Roberto García, inició el momento oficial diciendo: “Cuarto Mundo ha sido una huella que ha marcado mi vida y la vida de cada uno”. Después, otros testimonios fueron también compartidos.

  • Me siento muy orgullosa de estar aquí. ATD Cuarto Mundo ha sido para mí algo muy especial porque cuando uno es niño a veces siente los sueños truncados por la pobreza y nunca imaginé estar hoy de pie dando testimonio… Yo fui una de las niñas de las Bibliotecas de Calle, como también lo fue mi esposo…Un día mi hija me preguntó cómo se podía ser parte de la Biblioteca de Calle, y ella llegó a ser una animadora y eso me motiva a acercarme de nuevo al Movimiento ATD Cuarto Mundo
    Wendy Archaga | Flores de Oriente
  • ¿Cuántas generaciones de jóvenes pasaron el relevo en la biblioteca de calle? ¿Cuántas niñas y niños que conocieron la biblioteca en su calle llegaron a ser animadores y voluntarios para sus hermanitas y hermanitos? No sabemos. Sin embargo, el aniversario de los 25 años en Honduras no se cuenta en años, se cuenta más bien en compromisos de vida y eso no se suma, no se cuenta. Eso tiene un valor inestimable.La continuidad no reside en el hecho de ser una organización, es sobre todo cuando la meta de nuestras acciones sigue viviendo en las personas, y como ustedes continúan haciéndolo, transmitiéndolo de persona a persona, de generación en generación… Pues el compromiso de las Bibliotecas de Calle es mucho más que una actividad hacía los niños, es una verdadera forma de resistencia que va por medio de la cultura, del amor y de la esperanza.Una continuidad que tiene raíces profundas en la trasmisión de valores que porta el propio pueblo hondureño.”François y Ursula Jomini | voluntarios permamanentes presentes en Honduras en los años 90

De esta manera y en la comunidad misma de Nueva Suyapa, encuentro tras encuentro, celebramos la vida, la fuerza y la lucha de los padres y el compromiso de los jóvenes, compromisos que se han renovado a lo largo de los años y han perdurado hasta el hoy. Una misma historia, una misma comunidad construyendo un futuro sin pobreza para todos, pleno de justicia y paz.

honduras-4
Grupo de jóvenes