¿Cómo podemos avanzar hacia la celebración de 2017? | Jean Toussaint

2012-09-03-DG-TOUSSAINTjean-W
Jean Toussaint

Para ATD Cuarto Mundo, el año 2017 guarda relación directa y constituye una continuidad del trabajo de conocimiento “La miseria es violencia, romper el silencio, buscar la paz“.
Durante seis años, desde 2005 hasta 2011, en 25 países, el Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo llevó a cabo un gran esfuerzo de conocimiento y de reflexión que ha permitido que emerja, poco a poco, la idea de que “la miseria es violencia“, y que rechazar la miseria, es intentar “romper el silencio” y que, por encima de la imagen que se tiene de personas, familias y comunidades como gente violenta, de hecho, está el esfuerzo incesante y permanente de las personas que viven en situación de extrema pobreza por “buscar la paz“.

Lo que hemos aprendido durante estos años de trabajo ha permitido que nuestra acción y nuestro mensaje maduren, e incluso supone una renovación de nuestra manera de entender la lucha contra la pobreza.

Estas madres y estos padres “porteadores”, que llevan los bultos de los comerciantes, de los compradores y de los viajeros, a quienes se considera mulas de carga, hasta el punto de que ni siquiera se les paga por su trabajo agotador, o que se les insulta al tiempo que se les lanza algunas monedas.

Estas “criadas y criados” que duermen fuera, en el balcón del apartamento de sus dueños.

Estas madres, estos padres a los que les han retirado a sus hijas e hijos y a quienes se prohíbe mostrar el menor sentimiento en el momento de su despedida.

Estas niñas y niños que son blanco de burlas en la escuela, y que cuando se rebelan, entonces se les acusa de ser ellos los violentos.
Estas madres condenadas a mentir para poder recibir ayuda, o estas otras madres que deben decidir algo imposible, entre dejar a sus hijas e hijos morir de hambre o viajar al extranjero para ganar algo de dinero y, durante ese tiempo, exponer a sus hijos a la violencia de las bandas, con el consiguiente sentimiento de culpabilidad y de pena por no haberlos podido proteger.

Todas estas personas que la violencia de la miseria encierra en el desprecio y condena al silencio, y que, sin embargo, buscan en su interior el modo de hacer frente a todos esos golpes y la forma de recuperar la dignidad y la paz.

Asimismo, todas estas personas, aliados y voluntarios, que, en solidaridad con los más pobres, también afrontan esta violencia de injusticias extremas.

Teniendo presentes a todas estas personas, toda esta violencia, todos esos silencios, podemos avanzar hacia la celebración de 2017.

Foto © ATDCuartoMundo Asia