Perspectivas de acción del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo

Por Isabelle Pypaert Perrin, delegada general del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo en el Informe Internacional 2017-Pobreza Nunca Más.

Después de hacer memoria sobre las acciones realizadas durante el año en el mundo, detengámonos un instante sobre el impacto que tienen estas acciones a largo plazo para las familias que viven en situación de extrema pobreza. Observemos las implicaciones que tiene esta vida compartida para quienes viven en los barrios más desfavorecidos y las colaboraciones que construimos juntos. Observemos cuál es la vía que permite que tome forma un enfoque de derechos humanos.

En una visita a Haití, me impresionaron los cambios en la vida de las familias que había conocido 25 años antes en situación de extrema pobreza, cuando yo misma tenía una misión como voluntaria permanente en ese país. Ciertamente la vida sigue siendo difícil, y no olvido tampoco que, en familias con las que ATD Cuarto Mundo tiene relación, numerosos jóvenes han muerto víctimas de la violencia que surge en sus barrios. Sin embargo, para muchas de esas personas, las condiciones de vivienda han mejorado actualmente y sus hijas e hijos han podido estudiar, en ocasiones hasta finalizar estudios secundarios e incluso superiores. Así, a pesar de todo, las familias han cumplido los sueños que tenían para sus hijos en materia de educación: transmitirles valores de integridad y solidaridad y permitirles acceder a un tipo de educación que amplíe su visión del mundo y desarrolle sus habilidades. ¿Quién podía imaginarlo? Pero esto nos deja hoy la cuestión de las posibilidades de futuro que la sociedad de Haití puede ofrecer sus jóvenes con plenitud de potencial.

Que nadie se quede atrás

Recuerdo el camino recorrido. El equipo se preguntaba qué es lo que había que poner en marcha con esas familias que se veían sumidas en la urgencia para garantizar la vida diaria, alimentarse, atención sanitaria. No teníamos ni soluciones ni programas preestablecidos. Nos guiaban el respeto de la dignidad de la persona y una ética de no abandono. Teníamos una orientación: dar siempre prioridad a las personas en situación más grave de pobreza.

Habíamos ofrecido a esas familias nuestro movimiento, es decir, un espacio de libre diálogo y donde era posible vivir un ideal de solidaridad con los demás, tanto a nivel local como en todo el mundo. Realizamos acciones de promoción del saber para poner en valor sus propios conocimientos y sus capacidades a pesar de las dificultades. Poco a poco, gracias al compromiso de la comunidad, se fueron consolidando una serie de apoyos para la creación de unos mínimos de seguridad. Se fueron creando formas de acción más estructuradas y se fueron ajustando. Desde hace más de 20 años se ha establecido una colaboración con el Servicio de Orientación Ecuménica para que el centro de salud que se construyó en el barrio lograse atender a todas las familias, entre otras, las que viven en situación más grave de pobreza.

Se crearon una serie de apoyos, personas colaboradoras y aliadas de ATD Cuarto Mundo crearon una asociación que daba soporte a las iniciativas de becas escolares. ATD Cuarto Mundo creó un proyecto piloto centrado en el eje salud-educación con una pre-escuela, un seguro sanitario y el proyecto de Bebés Bienvenidos que incluye un proyecto de lucha contra la malnutrición. Durante estos años, el equipo de ATD Cuarto Mundo junto con algunos colaboradores cercanos unieron sus esfuerzos para realizar con estas familias un proyecto que se inscribe en la búsqueda de la creación de niveles mínimos de protección social, en el que se da de manera sistemática prioridad a las personas en situación más grave de pobreza.

En mi último viaje a Puerto Príncipe, una madre que participa, junto con su hijo de 18 meses, en el proyecto de Bebés Bienvenidos, expresaba su alegría al ver a su hijo vivo y en buen estado de salud. Vivo gracias a ATD Cuarto Mundo, insistía, después de cinco embarazos sin que ningún bebé sobreviviera. ¿Cuándo pondremos fin al escándalo de la muerte de niñas y niños pequeños en razón de la miseria que viven?

¿La lucha continúa cada día, pero, cuál debe ser la próxima etapa? ¿Cómo podemos lograr un mayor reconocimiento y compartir nuestra experiencia en Haití, cómo podemos promover esta experiencia en el marco de nuestra labor de incidencia para lograr la universalidad de niveles mínimos de protección social?  ¿Cómo, los contactos que establecemos en esa labor de incidencia, nos ayudan a descubrir y movilizar a otros colaboradores que, un día, nos permitirán pasar a una escala de acción más amplia que la del barrio? ¿Permitimos que estos jóvenes, con todo su potencial, puedan ser útiles a su país y al mundo, más allá del sueño de migración que priva al país de sus fuerzas vivas?

En países como Madagascar, República Centroafricana, Filipinas o Haití, estamos ante el desafío de poder ofrecer el Movimiento ATD Cuarto Mundo como espacio de encuentro y de participación a la vida ciudadana al tiempo que se aporta una contribución a la construcción de niveles mínimos de protección social, una escuela de calidad para todas las personas o incluso proyectos económicos sostenibles, respetuosos de las personas y del medioambiente.

La actualización de los Compromisos Comunes del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo

Estas cuestiones nos conducen a los Compromisos Comunes que adquirió el conjunto del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo en el mundo para el periodo de 2013 a 2017. Habíamos definido una motivación permanente: «Ir en busca de los que todavía faltan», y tres prioridades:

•    Promover el acceso a la educación y la construcción del saber con la inteligencia de todos.

•    Promover una economía respetuosa con las personas y con la tierra.

•    Movilizar por la paz y los Derechos Humanos.

Esta motivación permanente y las tres prioridades constituyen un trabajo a largo plazo y deben, por ello, continuarse. Sin embargo, durante el próximo año, vamos a analizar lo que es necesario cambiar, reforzar en esos compromisos comunes, en función de la evolución de los contextos y de nuestras experiencias.

Este Informe Anual pone de manifiesto, muy ampliamente, el progreso realizado en cuanto a la prioridad por Movilizar por la paz y los Derechos Humanos, mediante la campaña Pobreza Nunca Más, la labor de incidencia internacional y la celebración del Día Mundial para la Erradicación de la Extrema Pobreza. Las acciones en materia de educación y economía que hemos mencionado el año que viene serán objeto de un trabajo de capitalización para su adecuada evaluación y difusión.

Mediante las diferentes acciones realizadas en el ámbito de la economía, seguimos experimentando y aprendiendo sobre el modo de llevar a cabo nuestros proyectos económicos para que den prioridad a las personas en situación más grave de pobreza. El proyecto «Territorios Cero Desempleo de Larga Duración» crea empleos y responde al desafío del cambio de escala respecto a las experiencias adquiridas en los microproyectos de barrio. En todas partes, ATD Cuarto Mundo continúa su labor de cuestionar a los agentes que intervienen por una economía respetuosa de las personas y de la tierra; ¿cómo se comprometen mediante la movilización de la inteligencia de todas las personas? ¿Cómo toman en consideración a las personas más pobres? ¿Cómo las acciones que realizan refuerzan las solidaridades y evitan la selección social?

En materia de educación hay diferentes trabajos de evaluación en curso. Así, en Tanzania, nuestra investigación-acción participativa ha puesto de manifiesto que frente al desafío del acceso a una escolarización exitosa para todas las personas, familias, docentes y otros agentes educativos pueden aliarse y obtener resultados en cuanto a la inscripción de las niñas y niños y disminución del abandono escolar. En junio de 2018 se realizará un seminario internacional que permitirá sacar conclusiones sobre otros éxitos en el ámbito de la educación. Personas voluntarias, madres y padres en situación de pobreza, docentes, pedagogos en relación con los equipos de ATD Cuarto Mundo de cerca de quince países de diferentes regiones de África, América Latina y el Caribe, América del Norte, Asia y Océano Índico conjuntamente van a analizar y aprender de las acciones que han realizado estos últimos años. El Movimiento ATD Cuarto Mundo ha logrado hacer avanzar ciertas líneas de acción: desarrollar en las niñas y niños el gusto por aprender y la confianza en su capacidad de aprendizaje; promover una colaboración entre madres y padres y otros agentes educativos; suscitar una interrelación entre saberes de vida y saberes escolares; promover pedagogías colaborativas.

A partir de las contribuciones fruto de estos trabajos, la actualización de los documentos que describen los Compromisos Comunes del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo para 2018-2022 se realizará mediante un proceso de colaboración y consulta en la que participarán activamente miembros de ATD Cuarto Mondo en el mundo.

Dos nuevos ámbitos de acción:

  • Las conclusiones de la investigación-acción participativa sobre las dimensiones de pobreza descrita en este informe se publicarán en junio de 2019. La colaboración con la Universidad de Oxford y con un comité científico internacional garantizan la calidad científica del trabajo. Impulsaremos una movilización ante las Naciones Unidas y diferentes organismos internacionales para que se reconozca la pertinencia de esta investigación y los resultados obtenidos.
  • En todas las regiones del mundo donde hay equipos de ATD Cuarto Mundo la cuestión de vivir en familia sigue siendo un desafío principal. En razón de la extrema pobreza, niñas y niños abandonan sus pueblos esperando encontrar algo con lo que ganarse la vida en la ciudad. Las personas adultas, huyendo del desempleo, la pobreza o la guerra, viajan a otros países para ganarse la vida, dejando atrás niñas, niños y pareja. Familias que internan a sus hijas e hijos en instituciones por falta de medios o a quienes no se les reconoce la capacidad para criarlos y son los servicios sociales quienes les internan. Como continuidad al trabajo internacional de conocimiento experto «La miseria es violencia, romper el silencio, buscar la paz» (2009-2012), proponemos una nueva etapa de trabajo centrada en el derecho a vivir en familia.

La construcción de un movimiento con una perspectiva de compromiso sostenible

Muy pronto, Joseph Wresinski nos alertó sobre nuestra obligación de cumplir con nuestros compromisos: en la historia, las instituciones y las personas, los Estados y la comunidad internacional han hecho tantas promesas incumplidas a los pobres. «Indudablemente, en ocasiones es bastante difícil discernir los elementos de lo posible y  del futuro, pero si nos comprometemos a ayudar al próximo, tenemos la obligación de continuar con él hasta la realización de nuestras promesas».

Tener una orientación de la acción y unas prioridades claras no es suficiente. El cumplimiento de los compromisos en materia de lucha contra la pobreza y la exclusión social requiere una movilización de medios humanos y financieros así como una gobernanza de calidad.

•     Por ello, el Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo organizará en octubre de 2018 una sesión que reunirá a miembros  de todas las regiones del mundo para profundizar, a través de la experiencia de las personas que participen, sobre cómo podemos avanzar hacia una gobernanza que permita a las personas más pobres tener protagonismo respecto a las orientaciones y al funcionamiento cotidiano de ATD Cuarto Mundo. Nuestra gobernanza debe permitir el apoyo mutuo y la unidad en la lucha hacia el acceso efectivo a los derechos humanos de todas las personas.

•     La Delegación General, la Delegación Nacional Francia y el Consejo de Administración de la Fundación ATD Cuarto Mundo han trabajado en la elaboración de un plan que garantice una financiación sostenible; en 2018, el trabajo se ampliará a las personas que asumen la responsabilidad de ATD Cuarto Mundo en otros cinco países.

•    La capacidad del Movimiento ATD Cuarto Mundo a mantenerse fiel a su misión se fundamenta en los compromisos humanos, el de voluntarias y voluntarios que renuncian a una carrera profesional para aportar su capacidad y su disponibilidad en un proyecto de vida, el de personas aliadas que asumen el riesgo de comprometerse en su vida social y profesional, el de personas militantes que tienen una experiencia directa de la extrema pobreza y que se atreven a asociarse con las personas en situación más grave de pobreza de sus comunidades y en solidaridad con estas personas en todo el mundo. Actualmente una de nuestras principales prioridades es garantizar que nuestros equipos de acción pueden acoger y formar a una nueva generación de voluntarias y voluntarios permanentes, así como apoyar la creación de espacios de encuentro y formación donde todos los miembros que conforman el Movimiento, militantes, aliados y voluntarias puedan consolidar su compromiso.

El mundo afronta grandes desafíos en materia de paz, medioambiente, justicia, respeto de la igual dignidad de todos los seres humanos; mujeres y hombres, jóvenes y personas de edad avanzada, con independencia de su origen y color de piel. Para superar estos desafíos debemos asociarnos de manera duradera con las personas más pobres. Porque conocen por experiencia propia las consecuencias del rechazo y de la opresión, estas personas pueden mostrarnos el camino hacia una sociedad sin exclusión ni dominación de unas personas sobre otras, sin explotación de los seres humanos ni sobrexplotación de los recursos del planeta.