Nuevas dimensiones de la pobreza: un año de investigación participativa

ATD Cuarto Mundo conjuntamente con la Universidad de Oxford lleva a cabo una investigación sin precedentes donde participan en pie de igualdad personas en situación de pobreza, profesionales y personas del mundo académico. El objetivo: promover nuevas categorías de análisis de la pobreza, menos tecnocráticas, y lograr avances en el pensamiento global sobre la naturaleza y las medidas de las dimensiones de la pobreza, que se han definido sin consultar con quienes se ven afectados por ella y que se miden exclusivamente según criterios monetarios.

Del 6 al 11 de noviembre de 2017, en Villarceaux, París, se reunieron diferentes participantes de esta investigación internacional. Este encuentro sirvió para evaluar el progreso del trabajo realizado en cada país respectivo, para confrontar los primeros resultados y también para conocerse mejor. En esta investigación, que se prolongará durante tres años y que concluirá en junio de 2019, participan seis países: Bolivia, Bangladesh, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Tanzania .

El eje central de esta investigación participativa reposa en el papel que desempeñan las personas en situación de pobreza, a quienes se reconoce como investigadores. El trabajo de investigación se apoya e inspira en la dinámica de Cruce de Saberes que ATD Cuarto Mundo desarrolla desde hace veinte años. Se trata de permitir un diálogo regenerador, un cruce, entre los conocimientos de vida de personas con experiencia de pobreza, los conocimientos de acción de profesionales y el conocimiento académico universitario. El fundamento de esta investigación es permitir que personas que viven en situación de pobreza pasen a ser nuevos socios en la adquisición de un conocimiento sobre las formas más sostenibles de desarrollo.

A continuación presentamos algunas intervenciones de los participantes en el seminario:

EL PESO DE LAS COSTUMBRES

Alexie Gasengayire, coordinadora del equipo de investigación de ATD Cuarto Mundo Tanzania, cuenta como el equipo, en el contexto de este proyecto, fue al encuentro de personas que trabajan en la lonja de pescado y en una cantera de Dar es Salaam.
«No es sencillo, pues para poder participar en los talleres, es necesario liberarse durante dos días y medio. Me gustaría realmente venir». Explica una mujer que trabaja rompiendo piedras para hacer grava, «pero tengo cuatro hijos, yo tal vez pueda comer allí, pero ellos, ¿cómo van a comer? ». Para permitir la participación de personas en situación de extrema pobreza el equipo decidió retribuir esta falta de ganancia.
El equipo de Tanzania ya ha definido 17 dimensiones de la pobreza, que a día de hoy siguen siendo provisionales y se consolidarán en el transcurso de las siguientes etapas del proyecto. Entre ellas, la falta de paz y de seguridad en el país, la falta de ética» y las costumbres y tradiciones. «No podemos hacer nada cuando corre la sangre, las personas en situación de pobreza son las primeras víctimas», explicó Kasian Hilari. Asha Athumani continuó diciendo que la prostitución, la violencia en el ámbito de la pareja, el hecho de que sean los hombres y los las mujeres quienes reciben la herencia…

LAS VIUDAS DEL TIGRE

En Bangladesh, el equipo nacional de investigación, se dirigió hacia las islas del sur del país, a 14 horas de viaje por tierra, después en barco, para constituir un grupo con las denominadas ‘viudas del tigre’, mujeres especialmente excluidas cuyos maridos fueron asesinados por las fieras, explicó el universitario Akhtaruzzaman Khan.

En esta región hay poblaciones en situación de extrema pobreza que viven en los manglares, en zonas boscosas a orillas del agua donde han numerosos tigres. Empujados por la miseria y arriesgando sus vidas, las personas cortan madera y pescan.
Entre las diferentes dimensiones de pobreza que definieron, las ‘viudas del tigre’, enunciaron, el sufrimiento (de sentirse impotentes o estigmatizadas), la preocupación, el estrés y las dificultades.
El equipo nacional de investigación creará nuevos grupos de pares (universitarios, profesionales…) en número y representación suficiente para garantizar su validez científica.

EMOCIONES Y PERCEPCIONES

Las personas que participan en Francia han establecido, de manera provisional, diez  dimensiones de la pobreza. Han presentado dos que les parecen fundamentales. «Las percepciones y las emociones», desarrollada en 60 elementos y engloba todos los miedos y humillaciones que se experimentan a diario, ha destacado Abdel Benjaballah. «Cuando hemos trabajado entre profesionales, hemos logrado comprender los elementos negativos que percibían las personas en situación de pobreza», explicó Marie-Hélène Dufernez, trabajadora social actualmente jubilada. Gracias al trabajo conjunto con un grupo de militantes Cuarto Mundo se creó la dimensión ‘capacidades adquiridas’, que Évelyne Dubois defendía. Una dimensión positiva de la pobreza de la que nunca se habla: «Nosotras, personas en situación de pobreza, no somos personas incapaces, sabemos hacer cosas. Hemos adquirido competencias: capacidad para desenvolvernos en la vida, capacidad de lucha, estrategias de supervivencia… pero nunca se tienen en cuenta».

DESCUBRIMIENTOS PROMETEDORES

Xavier Godinot, miembro de ATD Cuarto Mundo, coordina el trabajo de los equipos nacionales de investigación con el profesor Robert Walker de la Universidad de Oxford, conjuntamente con un comité científico compuesto por diez expertos internacionales.

«Los primeros resultados alcanzados son prometedores», explica. «Hemos puesto de manifiesto dimensiones de la pobreza ausentes en los indicadores clásicos, entre otros:  el maltrato institucional (instituciones persiguen con dureza a las personas en situación de pobreza); el maltrato social, que a menudo se realiza a través de la vecindad; o las capacidades adquiridas que yo definiría más bien como resiliencia.
Tenemos todavía tiempo. Será necesario consolidar los diferentes resultados y lograr distinguir las dimensiones que son universales de las que son específicas a cada país. Al final del trabajo, presentaremos estos resultados ante las Naciones Unidas y los Gobiernos y propondremos algunas medidas. Sin duda, después será necesario trabajar sobre nuevos indicadores. En esta investigación participativa, miembros militantes Cuarto Mundo están dispuestos a llegar hasta el final. Inclusive han realizado una pequeña manifestación con pancartas que expresan: ‘¡No sin nosotros!’».