¡Mirar la acción a través del prisma de los éxitos!

Todos los niños y niña, jóvenes y adultos que viven la exclusión pueden aprender. Muchos equipos de ATD Cuarto Mundo lo experimentan diariamente y guardan en sus prácticas las condiciones para el éxito de las acciones educativas; revelarlas y compartirlas fue la ambición de una sesión de trabajo y de formación en tres idiomas (inglés, español y francés) que tuvo lugar en el Centro Internacional del Movimiento  ATD Cuarto Mundo en Francia del 10 al 14 de julio de 2017.

Este encuentro se inscribe en la continuidad de los compromisos comunes 2013-2017, para los que el acceso a una educación de calidad fundada sobre los saberes construidos con la inteligencia de todos es una prioridad, un trabajo a largo plazo. Esta sesión ha reunido a treinta personas aproximadamente, comprometidas en diversos proyectos de ATD Cuarto Mundo en el campo de la educación : acción apoyo a la primera infancia y pre-escuelas en Haití y en Francia, bibliotecas de calle y festival del saber en todos los continentes, préstamo de libros en Burkina Faso, construcción de lazos entre las familias en situación de pobreza y escuelas en España y Brasil, y programas de alfabetización de jóvenes y/o adultos en Tanzania y en Filipinas.

Hay muchas maneras de ver una acción, y durante esta semana el enfoque estuvo sobre las historias de éxitos. Los participantes se dejaron guiar por Orna Shemer, experta en el método « Aprender de nuestros éxitos » desarrollado por el profesor Jona Rosenfeld, un amigo del padre Joseph Wresinski y de ATD Cuarto Mundo de muchos años. Este método, al alcance de todos, propone ver la acción a partir de lo que ha funcionado, y de analizar los momentos claves o cambios, mejorar cada vez má su acción, de hablar con competencia y pertinencia, y de medir los costos y las preguntas no resueltas para extraer los principios de acción.

Una participante resume así su experiencia :

  • «Durante esta semana hemos sido generosos, compartimos nuestras experiencias, hicimos preguntas, profundizamos, miramos a través del prisma de nuestros éxitos y compartimos nuestros conocimientos para mostrar los principios de acción que guían nuestro cotidiano. Poner nuestros Compromisos Comunes al lado de estos principios de acción nos ha revelado hasta qué punto están en el centro de lo que estamos haciendo.»

En el curso de este trabajo común, rico en experiencias transmitidas por cada uno, se identificaron diversos principios de acción, que luego se agruparon en temas principales. Aquí algunos de estos elementos significativos:

  • Una serie de proyectos educativos, desde Mirantão en Brasil hasta Sevilla en España, pasando por Noisy-le-Grand en Francia o Puerto Príncipe en Haití, pusieron en evidencia la importancia de vincular plenamente a los padres de los niños y niñas alejados de la escuela, para fortalecer los lazos, construir puentes y fomentar la confianza entre los habitantes de zonas marginadas, los maestros y la administración de las instituciones educativas.
  • Las experiencias de alfabetización con niños y adultos en sus barrios, específicamente un cementerio en Manila, con un número suficiente de maestros voluntarios para lecciones individuales así como un mercado de pescado en Dar es Salaam, Tanzania, con una sala en el corazón del lugar de trabajo de los estudiantes adultos, han demostrado que el desarrollo de alianzas ambiciosas y bien construidas es un incentivo para el éxito de los proyectos.
  • Las historias transmitidas de Bangui en la República Centroafricana o Ouagadougoú en Burkina Faso pusieron el énfasis en la importancia de valorar el potencial, los conocimientos y las habilidades de los niños, jóvenes o adultos en las comunidades mencionadas. Los jóvenes que se forman en la mediación sociocultural en Bangui, en un contexto de fuertes tensiones militares, dirigieron la animación de una biblioteca de calle en el campo de desplazados de Kokoro-Boeing; así como el préstamo semanal de un solo libro por un voluntario permanente en un barrio periférico de Ouagadougou permitió a las madres movilizar sus pocos conocimientos de lectura y su imaginación para contar historias a los niños, durante toda la semana.
  • Otras historias de Perú, México, Burkina Faso y Francia nos han permitido analizar los detalles que han conducido a éxitos educativos y alimentar la fuente común de principios de acción, reafirmando así la idea de que a través de nuestra diversidad de experiencias y de culturas, compartimos prácticas similares, llevadas por una base de valores fundamentales.

Este trabajo de formación metodológica y el inicio de una capitalización del conocimiento de la acción fue recibida con entusiasmo por todos los participantes, quienes pretenden difundir los frutos en sus respectivos equipos.

  • “¿Cuáles son las condiciones para que los niños y jóvenes que viven en la pobreza extrema aprendan?”

Esta pregunta continuará con los participantes en los próximos meses, hasta que se celebre un seminario en junio 2018, extendido a otros asociados y personas interesadas en los proyectos presentados, así como a otras personas comprometidas en el campo de la educación.

Esta dinámica estado apoyada por la  Agence Française de Développement (Agencia Francesa de Desarrollo)