Los Festivales del “Saber en lluvia”

En la República Centroafricana, la temporada de lluvias coincide con las vacaciones escolares. Aunque una tromba de agua en ocasiones puede perturbarlas, es un período propicio para la organización de actividades más prolongadas con niñas y niños, como la “Lluvia de saberes”. De ahí surgen, los Festivales del “Saber en lluvia”, que reúnen a cientos de niñas y niños durante 3 días consecutivos de talleres en los diferentes lugares donde habitualmente se desarrollan las bibliotecas de calle de ATD Cuarto Mundo.. Sin embargo, los últimos Festivales del Saber realizados en la República Centroafricana se remontan a 2012, antes de que las tensiones en el país impidiesen a niñas y niños, jóvenes y adultos reunirse.

El 15 de septiembre de 2016, 30 animadores entusiastas y motivados iniciaron de nuevo esta prueba real que busca compartir el saber, en la plaza del pueblo o en una calle. Antes de salir al encuentro de niñas y niños durante 15 días en 6 lugares diferentes, las animadoras y animadores recibieron una formación y prepararon las actividades a partir de sus propios talentos y competencias prácticas. Fueron bien recibidos en los barrios y las actividades se desarrollaron bajo la atenta mirada de las madres y de los padres. Algunas personas se acercaban a mostrar su aliento, otras se implicaron activamente en las actividades.

Cada mañana, en la sede de ATD Cuarto Mundo Bangui, se consagraba a la evaluación de las actividades del día anterior y a la programación de los talleres del día: fabricación de juegos de madera, reportajes, fabricación de porterías de fútbol siete, fabricación de bisutería con telas y perlas, taller de cuentos, visita a las autoridades (jefes de barrio) y madres y padres, juegos al aire libre, bailes tradicionales, pintura mural, etc…

En cada lugar en el que se realizó el Festival del Saber se pudo visionar el DVD realizado en 2012 con las niñas y niños —7 vídeos musicales que muestran las canciones interpretadas y compuestas por ellos mismos y sus animadores—, 4 años después de que el conflicto interrumpiese el proyecto. Las madres y los padres, niñas y niños descubrieron estas imágenes y así revivían los recuerdos de un proyecto que había suscitado mucho entusiasmo en la comunidad. ¡Al verse en pantalla, algunas personas tenían problemas para reconocer a esas niñas y niños pequeños de entonces! ¡Cuántas sonrisas de orgullo adornaban los rostros! Este gesto constituyó una ocasión para volver a expresar cómo los años transcurridos, a pesar de la imposibilidad de reencuentro, no habían apagado la sed ni la memoria de lucha por la cultura, la belleza, la alegría a la que todas las niñas y niños tienen derecho.

Las animadoras y animadores expresan lo que han vivido

Las familias nos recibieron muy bien: tanto para nosotras y nosotros como para las familias constituyó un momento importante, un tiempo de compartir, de amistad, de intercambios, un buen momento de animación y buen ambiente. Las niñas y niños que antes vivían con miedo o angustia pudieron liberarse, la familia que se encontraba aislada pudo por fin cantar con las demás. Se han creado amistades, las madres y los padres se aceptan mutuamente, y las niñas y niños incluso propusieron al Movimiento ATD Cuarto Mundo que retomásemos estas actividades lo más frecuentemente posible, si la ocasión lo permite“.

“Me impresionó la curiosidad de una niña que quería venir a la actividad. El primer día su madre se lo impidió. Pero “logró convencerla” y consiguió venir. Durante 3 días fabricamos juegos de madera . Estaba muy contenta de lo que había logrado realizar. Lo expresaba diciendo: “¡Hago lo que mismo que hacen los chicos! Yo también puedo hacerlo, aunque sea un trabajo difícil para ellos. Intento hacerlo para mostrárselo a mi madre, que no me dejó participar. Para compartir el conocimiento de lo que he logrado hacer con mis amigos.” El día de la evaluación, las animadoras y animadores invitaron a esta niña a participar en la actividad del festival en otros sitios. Pedimos permiso a su madre y también pudo participar en la animación en Kokoro. Durante tres días intensos de talleres, el festival del saber despertó la curiosidad de niñas y niños que durante años no tuvieron la suerte de poder hacerlo“.

Fotos © ATDCuartoMundo República Centroafricana