17 de octubre en Ginebra: reconocer la relación entre pobreza y Derechos Humanos

Fotografía: mesa redonda en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra

Este año se celebró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra bajo la forma de una serie de entrevistas  al estilo de los debates televisivos, con un entrevistador que contó con tres diferentes grupos de invitados.

Extrema pobreza como violación de derechos humanos

Philip Alston, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, presentó el primer tema en una intervención grabada:

  • «El mayor problema de las numerosas estrategias para solucionar la extrema pobreza es que las personas piensan que es culpa de las propias personas en situación de pobreza —que son perezosas o que no quieren trabajar. Si insistimos en que existe un derecho a la protección social, entonces aparece claramente que es responsabilidad de los gobiernos garantizar que las personas puedan mejorar su situación».

Natacha Foucard, de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos afirmó que el hecho de aprobar los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos supuso un importante avance puesto que estos Principios proporcionan una herramienta práctica para los responsables políticos. Janet Nelson, vicepresidenta del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo añadió que cabía destacar que los Principios Rectores contribuían a que las personas en situación de pobreza cambiaran la percepción que tienen de sí mismas.

Los ponentes afirmaron que únicamente se puede poner fin a la extrema pobreza si se remedian las violaciones de derechos humanos que son su causa y consecuencia. Además, los Principios Rectores afirman lo importante que es para las personas en situación de pobreza participar en la elaboración de estrategias adecuadas a la realidad que viven.

Entender la extrema pobreza como resultado de violaciones de los derechos humanos es una idea revolucionaria, explicó la Sra. Nelson, por lo que llevará tiempo que las políticas y los comportamientos cambien en consecuencia. Sin embargo, se pueden observar los efectos de esta perspectiva en las nuevas estrategias de las ONG que acostumbraban a abordar la pobreza desde una perspectiva caritativa. Además, actualmente muchas ONG de lucha contra la pobreza advierten que no alcanzan a las personas que viven en situación de extrema pobreza. Es importante saber que países como Francia y Haití utilizan los Principios Rectores como referencia de sus políticas de desarrollo.

Cuando se preguntó al embajador de Francia ante las Naciones Unidas, su Excelencia François Rivasseau, sobre el liderazgo que jugó Francia a la hora de aprobar los Principios Rectores, puso de relieve el compromiso permanente de Francia en favor de los derechos humanos. Insistió también en que «Francia se compromete a poner fin a la pobreza», y explicó que la nueva estrategia contra la pobreza del presidente Macron está centrada en programas dirigidos a la infancia y la juventud, ya que es un período de formación que tiene un efecto en las oportunidades que encontrarán el resto de sus vidas.

Proyectos eficaces en la lucha contra la extrema pobreza

Un nuevo grupo de intervinientes participó en la mesa redonda sobre proyectos eficaces en la lucha contra la extrema pobreza. En su declaración Philip Alston afirmó que: «Debemos aceptar que no todo tipo de crecimiento mejorará la situación de personas en situación de extrema pobreza». Junko Tadaki, de ACNUDH, subrayó que el enfoque caritativo no aborda las causas estructurales de la pobreza. «Una de las medidas que muchos países han aplicado han sido los programas de tranferencias de efectivo (cash-transfer programs)… con los que intentan identificar a los hogares más vulnerables. El problema que observamos es que, con frecuencia, estos programas pueden conducir a la exclusión de algunos hogares…

  • Por ello nosotros abogamos por un enfoque universal basado en el derecho a la protección social».

El moderador entonces entrevistó a Cathy Low, miembro del voluntariado permanente de ATD Cuarto Mundo, que presentó con detalle el programa de formación informática de ATD Cuarto Mundo Madagascar. La Sra. Low explicó que era un proyecto dirigido a jóvenes, algunos de ellos con escaso nivel escolar. Se trata de un proyecto de colaboración público-privado, con empresas proveedoras de Internet que participan en la formación y ofrecen prácticas a los estudiantes.

Bertrand Foucher, presidente de Émerjean, una empresa que forma parte del proyecto «Territorio Cero Desempleo de larga duración» en Francia, presentó el proyecto y su objetivo de poner fin al desempleo de larga duración. Situada en la localidad de Villeurbanne, con una tasa del 30% de desempleo, Émerjean contrata a todas las personas que desean trabajar. Los fondos sociales se redirigen para contribuir a financiar los empleos que cubren necesidades que la propia comunidad identifica. Una participante en este proyecto, Halima Zaghar, explicó que, a pesar de su diploma universitario, no podía encontrar un trabajo porque es musulmana practicante y quería llevar el velo. «El proyecto ha cambiado mi punto de vista sobre la sociedad francesa», dijo. «Siento que estoy rodeada de buenas personas».

La pobreza en Ginebra

La Sra. Nadine Mudry, de la Oficina de Ginebra para la Integración Social, explicó que «en Ginebra, la pobreza no es muy visible… [Sin embargo,] más del 13% de la población es beneficiaria de subsidios sociales…». La intervención de Philip Alston reafirmó que: «La mayoría de las personas no son conscientes de que en sus países existe pobreza. […] Sin embargo, de hecho, en cada país hay personas en completa exclusión».

Jean-Claude Etienne, copresidente de la Coalición para el 17 de Octubre, añadió: «también recibo ayudas sociales y he observado que, finalmente, pierdes la confianza en ti mismo». Es difícil buscar trabajo, explicó, cuando el posible empleador descubre que estás desempleado o que recibes prestaciones por discapacidad.

  • «Las personas con pocos ingresos no encajan bien en nuestras sociedades que están basadas en la producción y el consumo… No nos podemos permitir ir al cine o a un restaurante y por ello nos sentimos aislados, incluso de personas que anteriormente eran amigas».

La Sra. Mudry indicó que Ginebra había establecido un plan municipal de lucha contra la pobreza. Se le preguntó si las personas en situación de pobreza habían participado en la elaboración de las estrategias del plan y contestó: «Todavía no, pero será el próximo paso… Presentaremos nuestro plan a las personas beneficiarias y comprobaremos si responde a sus necesidades».

El acto terminó con un tiempo de diálogo y preguntas del público y una recepción ofrecida por las misiones de Bélgica y Francia.

El hecho de que el ACNUDH haya incluido la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza entre su listado de eventos con motivo del 70.ª aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos constituye un importante reconocimiento de la relación existente entre la extrema pobreza y los derechos humanos

Para saber más sobre el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.